Para muchos Navidad es esa fecha en la que finalmente llega la reconciliación, ese tiempo de paz y cierre que nos ayuda a iniciar un nuevo ciclo. Para muchos otros es la temporada de más gastos en el año, regalos aquí, intercambios acá y ni hablar de la cena de navidad de tu empresa.

Pero antes de que caigas en los letreros con promociones y quieras aprovechar hasta el último peso de tu aguinaldo, aquí te vamos a contar qué forma de pago te conviene más si usas tu tarjeta: meses sin intereses o de contado.

Antes de comenzar a comprar crea un presupuesto en el que dejes el dinero “de sobra” libre, recuerda desglosar todas tus deudas: pagos a créditos, servicios, si vas a cooperar para la cena, dinero de uso personal y otros gastos que llegues a tener, el sobrante será lo que podrás aprovechar para utilizar en el mes.

En caso de que tengas deudas activas, o que debas seguir considerando para los siguientes pagos, quizá la opción de meses sin intereses no sea la ideal para ti, pero dependerá del saldo que te quede disponible.

Los meses sin intereses te permiten adquirir productos de precios más altos o que quizá no podrías pagar en una sola exhibición, por lo que antes de pasar la tarjeta piensa:

1.- ¿El artículo que vas a comprar es de necesidad básica? por ejemplo, un colchón, un refrigerador o hasta una estufa ya que su vida útil será mucho mayor que el plazo máximo de la deuda ya sea de 12 o hasta 18 MSI. 

2.- ¿Este artículo te ayudará a generar ingresos? En caso de que sea una computadora, cámara o celular. Aquí aplica de igual manera la regla del tiempo de vida.

Los pagos de contado son para esas personas que les gusta ahorrar y quizá no gastar más de la cuenta, o que tienen el dinero suficiente para no quedarse en ceros después de la compra. Aunque quizá este método pareciera la respuesta para ti, considera que algunos comercios tienen malas prácticas y a veces cerca de las fechas especiales aumentan los precios de productos que consideran que se pueden vender con mayor facilidad, adelántate a ellas y crea un wishlist a tiempo de los regalos analizando diferentes sitios, esto te ayudará a que no te ganen nada y respeten el precio y ahorro con el que cuentas. 

Recuerda que adelantarte a los gastos de fin de año será de suma importancia para que no caigas en la famosa “cuesta de enero”, con administración incluso tu aguinaldo puede durar más tiempo o seguir dándote frutos a futuro, considéralo para estas fechas.

Por: Tahiri Archundia