Capitaliza tu negocio

Todo emprendimiento tiene una meta a mediano o largo plazo, y es alcanzar la estabilidad financiera. Si tomamos en cuenta que el iniciar un negocio no es nada barato, recuperar esa inversión y comenzar a ver ganancias, lleva tiempo y dependerá de las condiciones del mismo.

Hoy existen diferentes alternativas para conseguir capital y seguir incrementando tu emprendimiento. Aquí te platicamos las más populares para que le saques todo el provecho a tu negocio.

1.- Utiliza tus ahorros personales. Una de las ventajas que tienes al usar tus ahorros es que nadie te va a hacer firmar un contrato, no tienes que devolverlo y lo mejor es que podrás ir recuperándolo. El problema de esto es que no puedes garantizar la recuperación a corto plazo, ya que dependerá de tus ganancias, de los gastos que surjan y de las necesidades que debas cubrir en tu negocio.

2.- Solicita un crédito a partir de tus ventas. Esta es la alternativa ideal si llevas transaccionando al menos 6 meses con tu procesador de pago, en el caso de Sr. Pago contamos con una alianza con R2 Capital que te permitirá obtener desde 25 mil hasta 500 mil pesos fácilmente. Lo mejor es que no tienen cargos ocultos o cuotas fijas y lo pagas mientras vas vendiendo.  

Anímate a impulsar tu crecimiento, conoce más aquí.

3.- Vende activos. Esta puede ser una buena opción si te urge el capital, quizá no tienes dinero líquido, pero cuentas con bienes de valor como automóviles, tal vez un inmueble, o hasta aparatos electrónicos. Todo esto te puede sacar de un apuro, solo sé consciente del dinero que necesitas, no malbarates por la urgencia.

4.- Pide un préstamo bancario. Si bien esta alternativa es de las más populares no dependerá de ti, sino de las instituciones financieras. Antes de aceptarte o rechazarte los bancos revisan tu información crediticia, y es aquí cuando deciden si eres un cliente apto. Si ya te decidiste, recuerda revisar el plazo, las mensualidades y los intereses a pagar para que estés al pendiente.

5.- Pide prestado a tus familiares y amigos. Ok, sabemos lo incómodo que puede ser pedir dinero a alguien que conoces, pero es una gran opción si no cuentas con un procesador de pagos, historial crediticio o un bien para vender. Recuerda siempre pagar en tiempo y forma para que puedan seguir dándote la confianza.

Con estas opciones sí o sí puedes obtener liquidez y remodelar tu local, comprar inventario, abrir una sucursal, pagar nóminas y proveedores, o utilizarlo simplemente para lo que necesite tu negocio.  

Por: Tahiri Archundia


¿Crédito o adelanto de tus ventas?

En México existen muchas instituciones financieras, bancarias e independientes que ofrecen créditos o financiamientos para ayudar a las PyMes a crecer. Este tipo de servicios les facilitan liquidez para poder remodelar, hacer sucursales, contratar capital de trabajo y muchas cosas más.

¿Pero cuándo sé que es un buen momento para solicitarlo? Ok, seguro te has hecho esta pregunta, lo primero que debes hacer es no caer en presiones, piensa bien cuánto dinero necesitarás, arma un presupuesto rápido de los arreglos que debes realizar, el mantenimiento, o lo que desees hacer con ese capital.

Una vez que ya decidiste y tienes un aproximado planeado, acércate a alguna institución financiera. Puede ser que necesites un crédito, o tal vez sea más adecuado un adelanto de tus ventas con tarjeta.

Un crédito es un préstamo que te brinda alguna entidad para que puedas darle uso de la manera que creas conveniente. Básicamente es igual que una tarjeta de crédito, te prestan el dinero y mensualmente vas cubriendo la cantidad haciendo depósitos en tu cuenta. Esto podría parecer una desventaja si no tienes la liquidez necesaria al mes, por lo que puede complicarse si la mensualidad es alta o si te atrasas con los pagos, ya que se cobran intereses y se puede hacer una deuda interminable.

Si no te encanta la primera opción, pero aún así necesitas obtener el dinero, puedes solicitar un adelanto de tus ventas con tarjeta. Con esta solución podrás obtener capital y lo mejor es que lo vas pagando según vas vendiendo; no tendrás mensualidades o plazos fijos y es muy fácil ser aceptado ya que solo necesitas tus estados de cuenta con mínimo 6 meses de tus ventas.

En Sr. Pago tenemos una alianza con R2 Capital, que te permitirá obtener la liquidez que necesitas para que puedas utilizarlo de la mejor manera. El trámite es muy sencillo y en menos de 24 horas puedes tenerlo en tu cuenta, además de que no revisan tu historial crediticio (score) ni se te piden avales o garantías y como mencionamos arriba puedes pagar mientras vas vendiendo por medio de tu terminal Pin Pad. Puedes obtener más información sobre esta alternativa entrando aquí.

Si ya te decidiste pon en marcha todos tus proyectos. Crecer tu patrimonio puede ayudarte a tener un mejor futuro.

Cumple tus objetivos, logra tus metas ¡y vende sin límites!

Por: Tahiri Archundia


¡Paga ya tus deudas!

Pagar una deuda no tiene porqué convertirse en un dolor de cabeza, hace un mes te hablamos sobre el Método bola de nieve para terminar con tus compromisos más rápido. Esta vez te contaremos 3 estrategias que puedes poner en práctica para iniciar el año libre de deudas o al menos controlarlas desde ya.

Es muy importante que sepas que estos sistemas pueden ayudarte a disipar tus obligaciones actuales, pero de ti depende mejorar en la administración de tus finanzas para que no vuelvas a caer en el ciclo de las deudas.

1.- Reestructura tus compromisos. Una buena recomendación es negociar con los bancos por las condiciones de tus créditos. A ellos les preocupa conseguir los montos de las deudas, por lo que estarán abiertos a escucharte y a fijar nuevos plazos de pago o cambiar las tasas de interés. Recuerda, si lo que quieres es renegociar tus deudas, hazlo cuando comienzas a tener problemas para pagar, y no después de cinco meses de impago.

2.- Consolida tus deudas en una sola. Ok, esta estrategia es para quienes tienen diferentes salidas de dinero, algunos bancos te dan la opción de juntar todas tus deudas en un solo crédito con mensualidades accesibles e intereses bajos. Puedes considerarlo si tus obligaciones superaron a tu economía.

Otra opción que puedes tener en mente para saldar tus deudas, es solicitar financiamiento y cubrir todos los montos con un solo pago. Por eso nos aliamos con R2 Capital para brindarte un crédito de hasta 500 mil pesos, únicamente transaccionando con cualquier producto de Sr. Pago, lo mejor es que no necesitas realizar pagos mensuales, paga mientras vas vendiendo, así todo el remanente de tus ventas es capital para ti.

Si deseas conocer más sobre esta alianza da clic aquí.

3.- “Quita”. Esta opción es la menos recomendada por los expertos ya que provoca algunos problemas con tu buró de crédito. En este caso se debe realizar una negociación especial con el banco, solicitando “un descuento” del monto total de la deuda, pero el adeudo se quedará marcado en tu historial crediticio, provocando que quizá no puedas obtener un financiamiento alto después. Este punto solo debe utilizarse cuando ya se hayan agotado todas las opciones.

Existen alternativas que te ayudarán a iniciar el año libre de compromisos. Cuida de tus finanzas, ahorra e invierte. ¡No dejes que las deudas controlen tu futuro! Actúa desde hoy y mejora tu relación con el dinero. 

Autor corporativo. (2020). Paga tus deudas: Aquí 3 estrategias para lograrlo. 04 de diciembre del 2020, de Entrepreneur Sitio web: https://www.entrepreneur.com/article/345391    

Por: Tahiri Archundia


Revisa tu historial crediticio ¡gratis!

¡Conviértelo en tu aliado!

Esta no es la primera vez que escuchas hablar sobre el buró de crédito, es muy común saber de él cuando vas a sacar un préstamo, quieres una tarjeta departamental o bancaria, o si solicitarás una hipoteca en alguna institución financiera.

En pocas palabras, “el buró” es una institución privada que se encarga de analizar y recabar información, de personas y empresas que cuenten con algún tipo de crédito, servicio, préstamo o financiamiento. El objetivo de esta organización es brindar certidumbre a un tercero que se encargará de prestarte algún servicio financiero y de esta forma puede conocer tus hábitos económicos. 

Existen muchos rumores e información falsa sobre el buró, el más común es que “si dejas de pagar alguna deuda automáticamente entras en él”, y la verdad es que desde que sacas un crédito, por más pequeño que sea, queda registrado en tu historial crediticio. 

Si deseas conocer si tu buró está sano, puedes hacerlo de manera gratuita, aquí te decimos cómo:

 

  • Deberás leer bien la información que se te presenta en esta página, en caso de que estés de acuerdo, palomea la opción Autorizo y acepto. Esta sección cuenta con Mi Score, que es un puntaje del buró de crédito con el que podrás conocer tu situación crediticia, pero tiene un costo. Si es la primera vez que lo consultas y solo deseas conocer tu reporte, deja el recuadro en blanco.

 

  • Te harán la sugerencia de complementar tu reporte con Mi Score, da clic en la opción No, gracias para continuar.  

 

  • Una vez seleccionado, aparecerá un formulario en el que tendrás que colocar tus datos personales de manera correcta. Recuerda que tu información estará segura en esta plataforma, no olvides leer su Aviso de Privacidad para que conozcas más sobre el tema. 

 

  • Luego de dar clic en continuar aparecerá otro formulario en el que preguntarán si cuentas con una tarjeta, si tienes un crédito hipotecario o si solicitaste un crédito automotriz, selecciona la casilla correspondiente según tu situación, digita el código de seguridad y da clic de nuevo en continuar.

 

  • Serás redireccionado a la página final en la que podrás consultar tu reporte online, también enviarán a tu correo electrónico la clave y el mismo reporte en PDF para que lo puedas tener a la mano en caso de necesitarlo.

Es importante que sepas que la primera vez que consultes este documento será de manera gratuita, las siguientes veces tendrán un costo adicional. Dentro de la página podrás solicitar que este reporte llegue a tu correo de manera anual completamente gratis.

Mantén un buró de crédito sano y ábrete las posibilidades de obtener un préstamo, o financiamiento para lo que necesites. Paga puntualmente, no te sobre endeudes y respeta los límites de tus tarjetas. Te ayudará a lograr cualquier objetivo que te propongas.

Por: Tahiri Archundia


¿Cuál es la tarjeta ideal para ti?

¡Encuentra la que más se adapte a tus intereses!

Buscar la tarjeta indicada para ti no tiene porqué convertirse en una pesadilla. Si ya te preparaste para aventurarte en el mundo crediticio, aquí te dejamos unos consejos que te servirán bastante para tomar la mejor decisión.

1.- Hábitos de consumo. 

Define el uso que le quieres dar a esta tarjeta. Si eres de las personas que solo la utilizaría en caso de emergencias o para aprovechar una promoción a meses sin intereses, elige una que te cobre una anualidad baja. Aunque no la utilices seguido recuerda revisar tus estados de cuenta y las letras chiquitas en caso de algún cambio en las políticas.

Si por el contrario la utilizarás de manera cotidiana, analiza la anualidad, las comisiones y costos por operación. En este caso muchas tarjetas te dan recompensas por su uso, como puntos, millas o dinero abonado. 

2.- Nivel de ingresos.

Considera tus ingresos para delimitar la línea de crédito para ti. Deberás evaluarlo según tus gastos, compromisos financieros, ahorro y posibles deudas existentes. 

Al solicitar tu tarjeta pregunta si pueden determinar tu línea de crédito, acéptala si sientes que es una cantidad cómoda para ti y podrás pagar sin problemas. Tu tarjeta debe estar acorde a tu nivel de ingresos.  

3.- Tu estilo de vida

Identifica cuáles son tus gastos más frecuentes. Por ejemplo, si debido a tus actividades debes estar viajando constantemente, elige una tarjeta que esté asociada a líneas aéreas, o te ofrezca millas de viajero como recompensa por usarla. 

Muchas tarjetas cuentan con programas de lealtad, esto quiere decir que en caso de ser un buen tarjetahabiente tu línea de crédito puede aumentar en un tiempo determinado o te mejoran los beneficios por tenerla.

4.- Tu historial crediticio.

Si estás a punto de pedir una tarjeta, seguramente has escuchado hablar sobre él. Para mantener un historial positivo deberás tener un calendario de pagos cumplidos y nunca retrasarte. Es importante tenerlo en mente, ya que te puede facilitar el obtener un crédito más grande, ya sea automotríz o hipotecario.

Revisa bien todas las opciones que existen en el mercado, muchas tienen grandes beneficios con una anualidad o tasas de interés bajas. Infórmate bien en los bancos emisores, entra a sus portales y aclara todas tus dudas.    

  


Autor corporativo. (12/02/2014). ¿Cuál tarjeta me conviene?. 13/04/2020, de CONDUSEF Sitio web: https://www.condusef.gob.mx/Revista/index.php/credito/tarjeta/250-cual-tarjeta-me-conviene

Por: Tahiri Archundia