Aquí te conviene pagar con tarjeta

Una tarjeta de crédito es sin duda un gran aliado para obtener diferentes productos e ir pagando en cómodas mensualidades, pero si eres de las personas que la utiliza para comprar todo lo que ve, aquí te contamos en qué lugares te conviene utilizar tu tarjeta para obtener grandes recompensas.

Compras en línea. Cuando haces una compra por medio de un sitio web seguro la información de tu tarjeta puede viajar tokenizada, según el grado de certificación de la página en la que compres. También el pagar de esta manera te protege en caso de que el producto no haya llegado, no fue lo que esperabas o no te haya gustado.

Comprar electrodomésticos. Ya sea para tu casa o para regalar, el pagar con tarjeta te permite poder llevarte más de un artículo y pagarlo a meses sin intereses, además de que en muchos centros comerciales este tipo de compra pueden generar puntos o te devolverán un porcentaje del dinero que gastaste.

Vuelos y hoteles. Existen diferentes tipos de tarjeta para personas que les gusta viajar constantemente, el darle uso a estos plásticos te permitirá acumular “millas” que se transformarán en boletos o facilidades en hoteles. También tienen algunos programas en los que podrás obtener promociones diferentes que con una tarjeta de crédito regular, y lo mejor, su aceptación es mayor en cualquier país al que desees viajar. 

Rentar autos. Si saliste de viaje, visitas un nuevo estado por trabajo o simplemente no tienes un vehículo y te sale más fácil rentarlo, el utilizar tu tarjeta será ideal para ti. Una tarjeta te brinda un seguro en caso de cualquier imprevisto, incluso en caso de pérdida total. Puede ser que esta opción no sea tan común, pero al menos para rentar un auto el tener una tarjeta es obligatorio.

Comprar algún producto costoso. Maquillaje, joyería, ropa, accesorios, decoración, servicios, todo aquello que no puedas obtener por su precio elevado es más accesible por medio de un crédito, ya que puedes ir pagando sin tener que descapitalizarte.

Recuerda que utilizar constantemente tu tarjeta y pagarla a tiempo puede ayudarte a aumentar tu línea de crédito y con ello tener mejores beneficios. Analiza bien el tipo de tarjeta que utilizarás. En caso de que sea tu primera tarjeta podrás solicitar una de crédito clásica, si tienes un mal historial crediticio podrás optar por las tarjetas de crédito revolvente o si compras en línea apuéstale a un wallet de tu preferencia. 

 

También te podría interesar:

Elige la tarjeta ideal para ti

Revisa tu historial crediticio gratis

Aprende a aprovechar los meses sin intereses

Por: Tahiri Archundia


#ConsumeLocal

Al inicio de la cuarentena te hablamos sobre cómo podías apoyar a los pequeños comercios durante la crisis sanitaria, queremos retomar este tema porque es de suma importancia seguir apoyando a los negocios locales y estabilizar la economía de nuestro país.

Hoy más que nunca debemos ser solidarios como lo hemos hecho en otros momentos, con la calidez humana que tenemos como mexicanos. Hace unos años lo demostramos luego de un terremoto que dejó a más de una decena sin hogar, ahora podemos volver a hacerlo con los pequeños negocios que se encuentran en riesgo de quebrar.

Comencemos a darle la vuelta a nuestro consumo, gira a los productores y comerciantes nacionales, juntos podemos ayudar en medio de la incertidumbre.

¡Aquí te enlistamos lo que puedes hacer para seguir fortaleciendo el consumo local!

1.- Apoya a tu amig@ emprendedor, si no puedes consumir comparte sus publicaciones, le dará más alcance y con ello posibles ventas.

2.- Si eres fan de algún producto nacional búscalos en sus redes sociales y deja tu comentario positivo, esto ayudará a otros a animarse y comprar.

3.- De ser posible comparte y etiqueta a tus marcas  nacionales favoritas en tus redes, no se trata de presumir, sino de ayudarles a llegar cada vez a más clientes.

4.- Apoya a quienes no tienen un ingreso fijo. Si puedes dar un poco de dinero a las personas que están vendiendo en la calle o puedes hacer intercambio de mercancía hazlo, con tu acción puedes ayudar a una familia que lo necesita.

5.- Si trabajas y aún vives con tu familia, destina un poco de tu sueldo a la persona que haga mayormente las labores del hogar. Más que una “paga” es un agradecimiento por el esfuerzo de trabajo diario no remunerado.

6.- ¡No canceles tus citas! Si te vas a cortar el cabello, tienes entrenamiento personal, terapia o simplemente necesitas de un profesional que te apoye, recuerda no cancelar, mejor reagenda tu servicio para después, también puedes ayudarle pagando una parte y el resto para cuando se puedan ver.

7.- Pide comida (dentro de tus posibilidades) a esa fondita de tu colonia, además de ser casera será sana para tu cuerpo, ¡no todo es comida rápida!   

8.- Si te hace falta algún producto básico, en lugar de ir al super y gastar gasolina, opta por la confiable tiendita de la esquina.

9.- Utiliza los servicios de delivery que tienen los mercados de barrio, podrás surtir tu despensa y tendrás productos de calidad hasta la puerta de tu casa.

10.- Elige plataformas nacionales de comercio electrónico para hacer tus compras de productos o servicios que necesites.

11.- Fortalece la cadena de consumo en caso de que tengas un negocio, busca proveedores locales y creen alianzas.

Seamos solidarios con las personas a nuestro alrededor, la economía en nuestro país es más sustentable que nunca, apoyemos juntos a todos los negocios y siempre #ConsumeLocal.

Por: Tahiri Archundia


Mitos y realidades de las rebajas

El arte de comprar por rebajas

Sabemos que nadie se escapa de los grandes letreros y de las promociones limitadas en las tiendas online, y menos aún cuando es temporada de rebajas. ¿Pero realmente necesitas todo lo que compras aunque esté rebajado?  

Esta entrada es para que aprendas a reconocer los mitos y las verdades sobre las compras y no te dejes llevar por los carteles, ofertas y promociones.

1.- Las prendas de temporada se agotarán los primeros días. CIERTO  

Generalmente las tiendas lanzan jugosas promociones cuando se acerca una temporada fuerte de ventas, como verano o invierno. Si viste algo que te gustó y se encuentra en oferta es mejor que lo compres antes de que se agote.

2.- Todo lo que compramos en rebajas lo utilizamos al día siguiente. FALSO

Sí, hay cosas que vas a comprar y que seguramente te van a gustar cómo se te ve, pero siendo honestos muchas de las prendas se van a quedar arrumbadas en el clóset, hazle un favor a tu bolsillo y pregúntate ¿lo compro por necesidad o por capricho?

3.- Todas las rebajas son reales. FALSO

En ocasiones nos encontramos grandes ofertas que no podemos dejar pasar. Si te es posible monitorea las prendas que te quieres comprar, y el día de las ofertas reales podrás evaluar si el descuento vale la pena.

4.- Cada prenda que quieras comprar debe ser de tu talla. CIERTO

Sí, si te compras tallas más chicas puede ser que queden guardadas en el clóset y nunca las vuelvas a ver, pruébate cada prenda y revisa que no te incomode usarla. 

5.- Es mejor comprar en saldos que en ofertas. FALSO

Muchas marcas aprovechan el furor de las ofertas para sacar lo que tenían guardado de temporadas pasadas o hasta productos de menor calidad. Antes de comprar revisa bien que las prendas no tengan defectos de fábrica y que el material con el que están hechos sea resistente. 

Comprar en rebajas puede ser bueno para tu bolsillo, pero pon mucha atención en los productos que vas a obtener. Revisa que cumplan tus expectativas y se encuentren dentro de un precio considerable. Recuerda que no porque haya oferta significa que tienes que comprar cosas, analiza tu presupuesto y decide con conciencia.

Por: Tahiri Archundia