Decide bien, ahorra o invierte

¿Ahorrar o invertir?

En la actualidad uno se pregunta qué será mejor: ¿ahorrar o invertir? La realidad es que todo depende del objetivo que tengas en mente ya que con cada uno obtienes diferentes beneficios.

Ahorrar implica guardar una parte de tus ingresos. La manera más sencilla es que destines cierto porcentaje de tu quincena al ahorro, en lugar de gastarlo en algún gusto personal. Claro que con esto no queremos decir que no pienses en ti de vez en cuando, sino que midas tus gastos y destines al menos un poco al cochinito.

Si eres constante, tu ahorro te permitirá fondear desde un proyecto hasta unas merecidas vacaciones, o simplemente te ayudará a salir adelante en caso de que una emergencia se te presente. 

Ahorrar es una manera de cuidar tus ingresos, pero no te generará más como al invertir.

Invirtiendo produces más dinero de tu propio dinero. ¿Y cómo es eso posible? A través de instrumentos de inversión, esto significa que tu monto total se incorpora a la economía para ser utilizado por otros y en recompensa obtienes ganancias cuando te lo regresan.

Existen varias formas de invertir: comprando un inmueble, poniendo un negocio, comprando productos financieros, etc. 

Antes de tomar a decisión de invertir te aconsejamos asesorarte con un experto en inversiones para que te hable sobre los riesgos que existen y cuáles son tus mejores opciones basándose en tus metas y tu presupuesto.

Si bien ambas herramientas son un plus para tu economía sólo debes decidir cuál está más apegada a ti. Infórmate, conoce más y piensa en tu futuro.

Por: Tahiri Archundia


Ventajas de aceptar tarjeta

5 ventajas de aceptar tarjeta en tu negocio

¿Sabías que recibiendo pagos con tarjeta evitas la pérdida de clientes y amplías tu mercado? Si aún no te convences en brindar este servicio, te compartimos 5 de sus grandes ventajas para que lo evalúes desde otro ángulo.

  • Incrementa tus ventas

Si tu negocio no crece a la velocidad que quisieras, o pierdes muchos clientes por responder “solo efectivo”, es momento de poner manos a la obra. Muchas veces los consumidores no cargan el cash necesario o hacen compras esporádicas. Una TPV te ayudará a eliminar obstáculos, ampliando las posibilidades de venta.

  • Crea una tienda en línea

Una de las grandes ventajas de recibir pagos con tarjeta, es poder crear tu propia tienda en línea. No importa el giro o tamaño de tu negocio, existen herramientas que te ayudarán a publicitar tus productos y dominar el mercado en 360º. Conoce las opciones que nosotros tenemos dando clic aquí.

  • Brinda credibilidad a tu comercio

Aceptar diferentes métodos de cobro habla bien de ti, ya que demuestra compromiso y calidad en el servicio. ¡Hazte notar y aprende diferentes estrategias para hacer negocios!

  • Agiliza el proceso de pago

Evita largas filas y clientes enojados. Al contar con una terminal punto de venta, aceleras el proceso de pago y mejoras la experiencia de tus clientes. Esto los dejará con buen sabor de boca y lograrás que regresen.

  • Posiciónate por encima de la competencia

Recibir diferentes formas de pago, puede ser una razón de peso para que tus clientes te elijan. Analiza las características que te hacen diferente a los otros comercios. Coloca un letrero a la vista de todos donde comuniques que aceptas tarjeta.

¡Qué esperas para aceptar tarjeta en tu negocio!

Ahora tienes cinco nuevos motivos para adquirir una terminal. Recuerda que cada día son más las personas que utilizan tarjeta. Evoluciona al ritmo de la tecnología y cubre las necesidades de tus clientes. Mantenerlos contentos, siempre será lo más importante.

Por: Tahiri Archundia


Estrategias para comenzar a ahorrar

Las ventajas del ahorro

¿Cuántas veces has frustrado tus planes por falta de dinero?, ¿hace cuánto no sales de vacaciones por estar pagando tarjetas de crédito? Deja de hacer compras innecesarias y gastos hormiga que acaban con tu salario. Presta atención a la siguiente guía y comienza a ahorrar para el futuro. 

-Haz un registro de tus gastos y establece presupuestos: Cada vez que recibas tu salario, divídelo de acuerdo a tus necesidades básicas y pagos. Una vez que establezcas esos parámetros, ponle límite a tus antojos y separa una cantidad razonable para destinarla al ahorro. 

 

Enlista tus prioridades y define cómo utilizarás tus ahorros: ¿Has pensado cuánto dinero ahorrarías si en lugar de pagar renta pagaras tu propia casa? Existen inversiones a largo plazo que valen la pena. Piensa en aquello que quieres conseguir y visualízalo como una meta. La fuerza de voluntad se volverá tu mejor aliada. 

 

-Adquiere al mayoreo y realiza compras de calidad: Desembolsar en cantidades altas es una inversión que no todos visualizan. Con el afán de guardar dinero, a veces compramos artículos de baja calidad que en poco tiempo se reemplazan. No escatimes en productos de primera necesidad pero recuerda perseguir ofertas. Por otra parte, adquirir productos a granel es una acción a favor de tu cartera. Invierte en grandes cantidades y aprende a racionar.

 

-Compara precios: Muchas veces nos resistimos a cambiar de supermercado por mera comodidad; sin embargo, darte una vuelta en otros comercios o mercados locales te ayudará a conocer el costo neto de aquello que buscas. Las grandes cadenas dan precios “accesibles” porque surten cantidades inmensas, pero modifican sus precios abruptamente de acuerdo a la oferta y demanda. 

Aumentando las ganancias

Otras pequeñas acciones que pueden ayudarte son: comer más en casa y menos en la calle, contratar un plan de celular muy básico, volver al transporte público y sólo utilizar ocasionalmente el transporte privado, eliminar las frituras y bocadillos (esto te ayudará a mantenerte en forma y ahorrar algunos pesos). Si se te ocurren más consejos, compártelos aquí abajo.

"Piensa en ahorrar para el futuro"