Cuando se trata de hablar de productos empresariales seguro más de uno puede sentir curiosidad sobre el tema. No es muy común que las empresas inviertan en este tipo de soluciones, pero a decir verdad, traen múltiples beneficios para los negocios.

Al utilizar la “caja chica” para financiar los gastos operativos, como viáticos, o compras de tecnología, las empresas no obtienen beneficios, únicamente gastos, que si bien pueden ser solventados con las operaciones del día a día, difícilmente les darán acceso a otro tipo de productos que solo se obtienen por medio de instrumentos financieros como las tarjetas empresariales.

Hoy vamos a desmentir algunos mitos alrededor de las tarjetas para empresas, y así puedas aprovechar su potencial y mejorar la gestión financiera en tu negocio.

Mito 1: “Es imposible controlar los gastos de mi empresa”

Al día de hoy puedes fortalecer tu administración fácilmente controlando todos los gastos que se realicen con la tarjeta, gracias a las aplicaciones y plataformas que se sincronizan en tiempo real, esto te dará más información de los movimientos en la cuenta.

Otro punto muy importante es que al tener esta tarjeta para los gastos empresariales, te dará la posibilidad de facturarlos y deducir impuestos fácilmente.

Mito 2: “Tramitar una tarjeta empresarial puede tardar meses”

Hoy, instituciones como Konfío saben la necesidad que tienen los negocios para pedir una tarjeta empresarial, es por eso que puedes solicitarla en pocos minutos desde su portal, solo necesitas tener a la mano tu clave CIEC y RFC.

Además con esta tarjeta podrás elevar la productividad en tu empresa con las promociones y descuentos especiales que tiene para ti con algunas marcas.  

Mito 3: “La gestión financiera se hace imposible”

Al contrario de las tarjetas de crédito personales, utilizar una tarjeta empresarial te permitirá recibir notificaciones sobre los cargos que se realicen con ella, además podrás encenderlas o apagarlas para tener mejor control de tus compras.

Sin letras chiquitas ni cargos ocultos, se te brindará toda la información que necesitas para comenzar a utilizarla desde los primeros pasos de tu solicitud.

Y no solo eso, tendrás la protección por parte de la emisora para asegurar el uso del plástico en diferentes establecimientos con cobertura en todo el mundo.

Ya no hay pretextos para acceder a una tarjeta empresarial y mejorar el manejo de tus finanzas. Fortalécelo con uno de los mejores productos que Konfío trae a tu negocio: la tarjeta que crece contigo.

Por: Tahiri Archundia