El arte de comprar por rebajas

Sabemos que nadie se escapa de los grandes letreros y de las promociones limitadas en las tiendas online, y menos aún cuando es temporada de rebajas. ¿Pero realmente necesitas todo lo que compras aunque esté rebajado?  

Esta entrada es para que aprendas a reconocer los mitos y las verdades sobre las compras y no te dejes llevar por los carteles, ofertas y promociones.

1.- Las prendas de temporada se agotarán los primeros días. CIERTO  

Generalmente las tiendas lanzan jugosas promociones cuando se acerca una temporada fuerte de ventas, como verano o invierno. Si viste algo que te gustó y se encuentra en oferta es mejor que lo compres antes de que se agote.

2.- Todo lo que compramos en rebajas lo utilizamos al día siguiente. FALSO

Sí, hay cosas que vas a comprar y que seguramente te van a gustar cómo se te ve, pero siendo honestos muchas de las prendas se van a quedar arrumbadas en el clóset, hazle un favor a tu bolsillo y pregúntate ¿lo compro por necesidad o por capricho?

3.- Todas las rebajas son reales. FALSO

En ocasiones nos encontramos grandes ofertas que no podemos dejar pasar. Si te es posible monitorea las prendas que te quieres comprar, y el día de las ofertas reales podrás evaluar si el descuento vale la pena.

4.- Cada prenda que quieras comprar debe ser de tu talla. CIERTO

Sí, si te compras tallas más chicas puede ser que queden guardadas en el clóset y nunca las vuelvas a ver, pruébate cada prenda y revisa que no te incomode usarla. 

5.- Es mejor comprar en saldos que en ofertas. FALSO

Muchas marcas aprovechan el furor de las ofertas para sacar lo que tenían guardado de temporadas pasadas o hasta productos de menor calidad. Antes de comprar revisa bien que las prendas no tengan defectos de fábrica y que el material con el que están hechos sea resistente. 

Comprar en rebajas puede ser bueno para tu bolsillo, pero pon mucha atención en los productos que vas a obtener. Revisa que cumplan tus expectativas y se encuentren dentro de un precio considerable. Recuerda que no porque haya oferta significa que tienes que comprar cosas, analiza tu presupuesto y decide con conciencia.