Muchas veces emprender con una idea innovadora puede ser complicado, sobre todo si no sabes cómo comenzar y quizá quieras incluir a tu familia, es aquí donde ideas como las franquicias pueden ser la mejor opción para ti. 

Hace algunos meses te contamos sobre cómo podías poner en funcionamiento una tienda OXXO y explicamos un poco sobre la diferencia de este modelo de negocio y una franquicia. Hoy lo retomaremos para que tomes una decisión más informada y decidas qué le conviene a tu bolsillo.

Mientras que las cadenas OXXO son una franquicia en la que ellos siguen teniendo el control del local, existen algunas otras en las que tú tendrás la libertad de tomar decisiones, y son una perfecta opción si no quieres arriesgar demasiado tu capital en un emprendimiento.

El primer paso para elegir siempre será centrarte en lo que quieres vender, por eso te dejamos algunas de nuestras recomendaciones para que solo te enfoques en el giro para tu inversión. 

1.- Piensa en tu negocio ideal

Hazte esta pregunta: ¿cuánto tiempo pienso dedicarle? Toma esto como un primer camino para decidir el giro.

2.- Define un presupuesto

Si ya tienes ahorros busca más información sobre los requisitos del negocio que pondrás en marcha, desde inversión inicial, hasta contratación de personal (en caso de que se necesite).

3.- Analiza tu mercado

Ya conoces el tiempo que vas a dedicarle y la inversión que harás, ahora piensa en los obstáculos a los que podrías enfrentarte, ya sea por la ubicación, el tipo de productos o hasta las estaciones del año. No lo pienses como algo negativo, al contrario, la idea es que puedas cubrir todos los flancos en tu negocio y te adelantes a cualquier adversidad.

4.- Conoce las franquicias de tu interés

Ya que analizaste todos los factores a considerar, visita sus redes sociales, échale un ojo a sus sitios web, revisa las noticias para ver cómo hablan de esas marcas, analiza los mensajes que les dejan en sus comentarios, etc. Así podrás conocer qué buscan de esa marca, cómo se comunican, el tipo de clientes que tiene y la percepción general de la empresa.

5.- Abre tu franquicia

Con todo esto podrás decidir de manera informada qué puedes hacer para comenzar a crecer tu emprendimiento. Es importante que te acerques a la franquicia que elegiste para que te expliquen qué pasa con el retorno de la inversión, hasta qué punto ellos siguen siendo parte de la administración del negocio y también cuál será tu papel en él.

Anímate y coloca una franquicia, ya que comenzar a invertir en un negocio te ayudará a asegurar un mejor porvenir económico.

Una vez que ya estés operando puedes acercarte a nosotros para adquirir un financiamiento de hasta $3,000,000, para que puedas crecer tu emprendimiento. 

Conoce más sobre nuestros productos financieros entrando a konfio.mx.

Por: Tahiri Archundia