Abrir tus canales digitales siempre es una muy buena manera de incrementar las ventas y con ello tus ingresos. Pero aunque es una excelente oportunidad para hacerlo pocos te hablan sobre los contracargos y los bloqueos de seguridad que pueden presentarse al tener una tienda en línea. Es por eso que en esta entrada te ayudaremos a conocer todo lo que necesitas para evitarlos.

Un contracargo es una transacción que tu cliente no cree que deba cobrarse en su estado de cuenta, esto pasa porque no reconoce el cobro, porque realizó una reclamación o porque el producto no era lo que esperaba.

En el caso del bloqueo, ocurre cuando algún módulo de seguridad de tu pasarela de pagos detectó un comportamiento inusual en la tarjeta de tu cliente, por lo que la mejor manera para proteger a tu negocio es realizar el cargo pero bloquearlo y dejarlo en espera por si recibes un contracargo.

En cualquiera de los puntos anteriores, el encargado de brindarte el servicio de cobro deberá notificarte para que inicies un proceso y te estarán solicitando soportes de venta. 

Dichos soportes son documentos que avalan que realizaste el intercambio y en los que garantizas que se recibió el producto o servicio. Estos pueden ser facturas, cartas de aceptación, guías de envío o hasta vouchers de pago, pero deberán estar firmadas por tu cliente. Estos documentos dependerán de tu pasarela y funcionan como pruebas con las que el banco podrá decidir a quién se le hará el cargo.

La prevención siempre será la mejor manera en la que puedes proteger tu dinero, es por eso que aquí te dejamos el decálogo de buenas prácticas que debes usar desde hoy para reducir los riesgos de contracargos y bloqueos:

1.- Elige tu pasarela de cobros de manera estratégica. Revisa que tengan módulos de seguridad o factores de doble autenticación.

2.- Ofrece canales de atención al cliente. Siempre coloca un teléfono o un correo de contacto.

3.- Crea políticas claras. Coloca de manera visible tus Términos y Condiciones, Aviso de Privacidad y hasta Políticas de devolución. 

4.- Realiza buenas descripciones de tus productos. Deja muy claras las características del producto o servicio y evita los malentendidos.

5.- Ofrece rastreo del paquete. Bríndale a tu cliente la guía de envío para que pueda conocer el estatus de su pedido.

6.- Establece reglas por ventas en unidades y por montos. Ofrece ventas máximas tanto de cantidad monetaria como por número de productos.

7.- Apóyate de un servicio de envíos, no realices las entregas tú. Siempre déjale el envío a los expertos, serán un soporte valioso. 

8.- Divide el pedido en diferentes guías. Si la venta fue diferente a las que se realizan de manera regular en tu sitio desconfía.

9.- Crea un protocolo por horarios y zonas. Analiza las zonas de envío y decide horarios en caso de que hagas la entrega en algún punto intermedio. 

10.- Envía soportes de pago y solicítalos firmados por tu cliente. Es importante que sea el tarjetahabiente quien firme los documentos.

En Sr. e-Commerce protegemos tu negocio y tu dinero, conoce más sobre cómo funciona la seguridad de todas las transacciones con nuestro servicio aquí.

Por: Tahiri Archundia