Conoce los intereses de tu tarjeta de crédito

Cuando llegamos a solicitar una tarjeta de crédito muchas veces la urgencia o la emoción hace que pensemos que los créditos otorgados son lo único que se nos va a cobrar, pero aquí hay algo que debes conocer y que quizá comienzas a notar en los primeros pagos y son los intereses.

Generalmente los cobros de las tarjetas van en función de su tipo o de los hábitos de pago que tenga cada cliente, por ejemplo, una tarjeta clásica no tiene los mismos intereses que una platino, al igual que no se cobran los mismos intereses de manera regular a un cliente puntual, que a uno que se tarda en las mensualidades.

Hoy te hablaremos de algunos intereses que muy pocos conocen pero que en esta nota desmenuzaremos para ti.

Interés por adelanto de efectivo

Algunas tarjetas te dan la posibilidad de hacer retiros directamente en el cajero, si bien es un beneficio muy bueno para muchos clientes, en ocasiones el interés que genera es más alto incluso que el de compras en algunos establecimientos.

Interés por mora

Este es uno de los más comunes y conocidos, ocurre cuando no haces los pagos mensuales, ni siquiera los mínimos. Este cobro a veces viene acompañado de cargos por pago extemporáneo. Recuerda tener siempre la disciplina suficiente para hacer los abonos puntuales en tu tarjeta.  

Interés por exceso de crédito

Ocurre cuando en un mes te excedes de tu línea, si bien muchas tarjetas tienen un límite establecido, hay algunas opciones que te brindan flexibilidad y pueden absorber más de lo que creías. Pero al hacerlo se te cobrará el equivalente junto con los intereses.

Acércate a las instituciones financieras de tu preferencia si notas en tu estado de cuenta algunos intereses que no deberían estar o que no conoces. Aclara todas tus dudas y utiliza tu tarjeta de manera responsable.

Por: Tahiri Archundia


¿Cuál es la mejor terminal punto de venta?

¿Cuál es la mejor terminal punto de venta?

Si ya te encuentras en la etapa de tu emprendimiento donde estás buscando terminales para vincular con el celular y aceptar pagos con tarjetas, sigue leyendo este blog porque te diremos cuál es tu mejor opción según las necesidades de tu negocio.

Pin Pad Mini

La terminal para celular favorita de cientos de emprendedores, pues su diseño ligero y portátil es el ideal para aceptar pagos con tarjeta con una batería de larga duración. 

Ideal para:

  • Si realizas cobros con tarjeta a través de tu celular, pero no representan más del 40% de tus ingresos.
  • Vender desde cualquier lugar, ya sea tu local físico, un bazar, algún mercado o un colectivo.
  • Aceptar Pagos con tarjeta, Transferencias SPEI, Depósitos en efectivo.

All in One

All in One te permite cobrar olvidándote de las vinculaciones con otro dispositivo (smartphone, tablet, etc.), atendiendo tu negocio en la palma de tu mano.

Ideal para:

  • Cualquier negocio que requiera de un acercamiento hacia el cliente como una boutique, un restaurante, o hasta una gasolinera, por ejemplo.
  • Los que solo quieran un dispositivo para cobrar.
  • Mejorar la experiencia de usuario y recibir firmas digitales.

Smart Pad

Es una terminal totalmente autónoma e inteligente con una pantalla de más de 5 pulgadas y una impresora térmica que te permitirá brindarle a cualquiera de tus clientes su ticket de compra.  

Ideal para:

  • Si cuentas con personal que realizan los cobros.
  • Si tienes servicio de delivery, o si tienes que trasladarte constantemente.
  • Entregar ticket físico al cliente, además de mandarlo vía SMS o correo electrónico.

En Sr. Pago seguimos innovando en la inclusión del sector financiero, por lo que podemos ofrecerte la alternativa que necesite tu negocio, ya sean pagos con tarjeta presente, a distancia y online.

¡Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram para conocer más sobre nuestros productos!


Evita el sobregiro de tu tarjeta

Una tarjeta siempre puede librarte de muchos apuros económicos, desde una compra rápida, hasta una urgencia de momento. Pero es importante tener un buen historial para que aumenten tu línea de crédito y también para evitar sobregirarte.

El sobregiro ocurre cuando un cliente ya utilizó el 80% de su línea y no se está haciendo el pago que cubre los intereses sino el pago mínimo, pero el plástico se sigue utilizando.

Si ya caíste en esta situación y los pagos a tu tarjeta solo están incrementando, es importante que detectes dos cosas: la primera es si tienes claro el límite de tu tarjeta así como tus fechas de corte y la segunda es tu estado de cuenta, revisa bien los mínimos de pago, podría ser que no estés cubriendo bien este monto.

Cuando tu tarjeta comienza a verse afectada por esta situación, puede aparecer en el estado de cuenta la leyenda: Cobro por sobregiro, es aquí donde debes apurarte para mejorar la situación con cualquier institución financiera o hasta departamental.

Las consecuencias por el sobregiro generalmente llevan a la cancelación o bloqueo de la cuenta, esto funciona como una medida para evitar que el cliente se endeude de más y le sea imposible pagar. 

Uno de los mejores consejos que podemos darte en caso de que ya hayas sobregirado tu tarjeta es que realices un plan de pagos para reducir tu deuda, pero recuerda que debes tener disciplina y liquidar, para que el banco considere devolverte el crédito. 

En caso de que te encuentres a unos pasos de esta situación, pregunta en tu banco si es posible ampliar tu línea y ajustar los plazos de pago. Así tendrás más tiempo de hacer abonos y puedes reducir la cantidad de la mensualidad. 

Si bien hay muchas maneras para evitar topar tu tarjeta, la prevención siempre será lo más importante. Recuerda llevar un registro de tus gastos y realiza los pagos correctamente en la medida de lo posible para evitar molestias innecesarias.

Por: Tahiri Archundia


Paga tu Crédito Hipotecario en 10 años o menos...

El sueño de muchas personas generalmente es tener el dinero suficiente para poder comprar la casa de sus sueños. De hecho esta es una de las decisiones financieras más importantes a las que nos podemos enfrentar ya que se vuelve un compromiso a 20 o 30 años.

Si ya te embarcaste en la aventura de comprar una casa o departamento, aquí te contamos cómo reducir ese tiempo y lograr tener un inmueble propio sin alargar tu hipoteca, ni morir en el intento.

Da un enganche superior o haz pagos extra a capital. Cuando realizas pagos extra o aumentas el monto de las primeras mensualidades, estos tendrán un mayor impacto ya que ayudarás a bajar los intereses por la hipoteca y podrás seguir aportando al crédito. 

Recuerda que el interés se calcula sobre el saldo del total restante, por lo que si haces pagos a capital no solo este bajará, sino también los intereses.

Invierte tu aguinaldo. Antes de pagar haz un pequeño presupuesto de lo que gastarás para las fiestas, entre regalos, comida, entretenimiento. Puede ser un esfuerzo extra pero estas inyecciones de capital te ayudarán a bajar la cantidad de años para pagar.

Haz una meta de ahorro. Quizá suena algo obvio pero planea metas de ahorro anuales, si tienes entradas extra de dinero por más pequeñas que sean considéralas y destínalas para tu hipoteca.

Aquí quizá podrías decir “y ¿qué hago si solo tengo una entrada de dinero y no puedo ahorrar por pagar la mensualidad?”, en este caso debes tener un mejor control de tus gastos, si pagas más de un servicio de streaming considera el que realmente utilizas, opta por las comidas en casa y evita los gastos innecesarios.

Ojo, no se trata de no gastar para ti, sino de minimizar las salidas de dinero y poder tener un pequeño ahorro para seguir sumando a tu hipoteca. 

Invierte los ingresos imprevistos. Quizá no lo habías pensado, pero hay veces que recibes dinero extra que no planeas, puede ser un aumento, las utilidades o alguna bonificación. Antes de querer gastarlo aprovéchalo, así solo sea un 10% del total de tu mensualidad hará una gran diferencia para tu crédito.

Y finalmente crea un fondo de emergencia. Quizá no podamos planear las eventualidades, pero es importante que consideres un pequeño fondo en el que puedas apoyarte por cualquier circunstancia. Piensa que este plan te ayudará en caso de que debas hacer algún pago, desees comprar electrodomésticos, necesites hacer alguna reparación, etc. considera que el monto cubra al menos una mensualidad de la hipoteca y evita tocarlo a menos que sea necesario.

Por: Tahiri Archundia


¡Junta el enganche para tu casa!

Quizá el comprar un inmueble te ha quitado en algunas ocasiones el sueño, requiere planeación y una buena organización de tus finanzas, pero ¿qué te parecería aprovechar el resto del año para juntar el enganche de una casa o departamento?

Para comenzar este viaje inmobiliario debes tener en cuenta que comprar no solo será tener la capacidad de absorber el pago mensual de una vivienda, sino que debes tener liquidez para pagar los servicios de escrituración, impuestos, notario y el enganche inicial.

Si tienes suerte y revisas a conciencia antes de decir que sí, puedes encontrar excelentes promociones con las que podrás ahorrarte a escrituración o las primeras mensualidades. Recuerda preguntar siempre antes de comprometerte. 

Ahora bien si ya te decidiste y quieres juntar dinero para pagar el enganche de tu casa ideal, aquí te contamos cómo puedes hacerlo más rápido:

Elimina todo lo que no necesitas. Ok, sabemos que los imprevistos ocurren y que no siempre podemos controlarlos, pero puedes eliminar los gastos hormiga. De hecho estas salidas de dinero pueden representar hasta un 12% de tu ingreso al mes, ¡presta más atención a ellos!

Si tienes un “imprevisto” que ya es recurrente, no es una eventualidad, es un gasto. 

Aplica la regla del 50/30/20. Esta estrategia puede ser difícil al inicio pero una vez bien administrado logras incluso generar un hábito de ahorro muy fuerte. Con este método el 50% de tus ingresos deben ir hacia tus gastos fijos, el 30% para el resto del gasto mensual y el 20% para designarlo a tu enganche.

Invierte tus ahorros. Recuerda que el cochinito no siempre es la mejor opción ya que tu ahorro se estanca, invierte tu dinero en Cetes, Fibras o en alguna institución de tu confianza, tendrás rendimientos que ayudarán a seguir incrementando tu dinero.

Busca un lugar más barato. Si te encuentras en situación de renta esto puede aplicar perfecto para ti, mientras estás ahorrando para el enganche busca un lugar provisional que sea más barato de lo que actualmente pagas, puede parecer una inversión inicial, pero cada peso ahorrado te ayudará a cumplir tu sueño más rápido.

No te desanimes, puedes lograr tu meta. Al inicio quizá sea difícil o podrás ver este objetivo muy a futuro, pero volver realidad tu sueño no es algo imposible. 

Ya sea dentro de la ciudad o en un estado un bien inmueble puede ser de mucha ayuda para ti. ¡Comienza a ahorrar para mejorar tu estabilidad financiera! 

Por: Tahiri Archundia


Aquí te conviene pagar con tarjeta

Una tarjeta de crédito es sin duda un gran aliado para obtener diferentes productos e ir pagando en cómodas mensualidades, pero si eres de las personas que la utiliza para comprar todo lo que ve, aquí te contamos en qué lugares te conviene utilizar tu tarjeta para obtener grandes recompensas.

Compras en línea. Cuando haces una compra por medio de un sitio web seguro la información de tu tarjeta puede viajar tokenizada, según el grado de certificación de la página en la que compres. También el pagar de esta manera te protege en caso de que el producto no haya llegado, no fue lo que esperabas o no te haya gustado.

Comprar electrodomésticos. Ya sea para tu casa o para regalar, el pagar con tarjeta te permite poder llevarte más de un artículo y pagarlo a meses sin intereses, además de que en muchos centros comerciales este tipo de compra pueden generar puntos o te devolverán un porcentaje del dinero que gastaste.

Vuelos y hoteles. Existen diferentes tipos de tarjeta para personas que les gusta viajar constantemente, el darle uso a estos plásticos te permitirá acumular “millas” que se transformarán en boletos o facilidades en hoteles. También tienen algunos programas en los que podrás obtener promociones diferentes que con una tarjeta de crédito regular, y lo mejor, su aceptación es mayor en cualquier país al que desees viajar. 

Rentar autos. Si saliste de viaje, visitas un nuevo estado por trabajo o simplemente no tienes un vehículo y te sale más fácil rentarlo, el utilizar tu tarjeta será ideal para ti. Una tarjeta te brinda un seguro en caso de cualquier imprevisto, incluso en caso de pérdida total. Puede ser que esta opción no sea tan común, pero al menos para rentar un auto el tener una tarjeta es obligatorio.

Comprar algún producto costoso. Maquillaje, joyería, ropa, accesorios, decoración, servicios, todo aquello que no puedas obtener por su precio elevado es más accesible por medio de un crédito, ya que puedes ir pagando sin tener que descapitalizarte.

Recuerda que utilizar constantemente tu tarjeta y pagarla a tiempo puede ayudarte a aumentar tu línea de crédito y con ello tener mejores beneficios. Analiza bien el tipo de tarjeta que utilizarás. En caso de que sea tu primera tarjeta podrás solicitar una de crédito clásica, si tienes un mal historial crediticio podrás optar por las tarjetas de crédito revolvente o si compras en línea apuéstale a un wallet de tu preferencia. 

 

También te podría interesar:

Elige la tarjeta ideal para ti

Revisa tu historial crediticio gratis

Aprende a aprovechar los meses sin intereses

Por: Tahiri Archundia


¡El momento para pedir un crédito ha llegado!

Cuando a un empresario le preguntas cuándo cree que es el momento ideal para solicitar un crédito para crecer su comercio, la respuesta generalmente es “cuando el negocio está siendo exitoso”. Podrías pensar que es algo irreal, que tener éxito implica que no necesitas una ayuda extra, pero la verdad es que no existe un mejor momento para hacerlo.

Muchos piensan que cuando las cosas son difíciles o sale alguna emergencia es el foco que te indica que debes hacerlo, aunque ¿no crees que si las cosas son complicadas, aumentar tus salidas de ingresos puede ser contraproducente?

Es por esta razón que es importante frenar cualquier desventaja para tu negocio desde antes. Claro está que no siempre puedes preverlo todo, pero quizá puedas tener más herramientas para poder enfrentarte a cualquier circunstancia.

Existen varios mitos relacionados a los créditos, el más conocido es que se debe utilizar meramente para pagar deudas. Esto además de ser una mentira te cierra el panorama sobre los múltiples usos que puede tener dicha liquidez. 

Imagina todo lo que podrías lograr en tu empresa si tuvieras 50 mil pesos más, qué decir de si tienes más de 100 mil. Podrías fácilmente realizar alguna remodelación, comprar la maquinaria que tanto necesitas para tener una línea de producción más rápida, contratar personal de apoyo o de piso, brindarle bonos de productividad a tus empleados o utilizarlo para lo que necesite tu negocio.

Tú eres la única persona que puede decidir cómo puede utilizar su crédito, eres quien conoce tu negocio y quien trabaja todos los días para hacerlo crecer.

Por eso para ofrecerte una solución única para que comiences a impulsar tu empresa, es que hicimos una alianza con R2 Capital, una institución financiera que puede brindarte una solución a la medida de tu comercio, no necesitas garantías o avales. El único requisito es llevar 6 meses o más transaccionando con cualquier producto de Sr. Pago, ya sea para tarjeta presente o para pagos en línea.

Con R2 Capital no tendrás cargos ocultos o cuotas fijas que cubrir de manera mensual, simplemente se va descontando un porcentaje de tus ventas mientras utilizas tu lector. De esta forma puedes obtener la liquidez que necesitas para lograr tus metas.

Esta es una de las soluciones favoritas de nuestros clientes, ya que es una opción totalmente transparente y flexible, además tienes la oportunidad de renovarlo o hasta de incrementar el crédito para cubrir cualquier eventualidad.

Atrévete a vender con herramientas que te ayudarán a lograr cualquier objetivo para tu negocio. Comienza ya tu solicitud aquí, o comunícate directamente con ellos por Whatsapp para que te brinden más información.

¡Convéncete y crece sin límites! 

Por: Tahiri Archundia