¡Junta el enganche para tu casa!

Quizá el comprar un inmueble te ha quitado en algunas ocasiones el sueño, requiere planeación y una buena organización de tus finanzas, pero ¿qué te parecería aprovechar el resto del año para juntar el enganche de una casa o departamento?

Para comenzar este viaje inmobiliario debes tener en cuenta que comprar no solo será tener la capacidad de absorber el pago mensual de una vivienda, sino que debes tener liquidez para pagar los servicios de escrituración, impuestos, notario y el enganche inicial.

Si tienes suerte y revisas a conciencia antes de decir que sí, puedes encontrar excelentes promociones con las que podrás ahorrarte a escrituración o las primeras mensualidades. Recuerda preguntar siempre antes de comprometerte. 

Ahora bien si ya te decidiste y quieres juntar dinero para pagar el enganche de tu casa ideal, aquí te contamos cómo puedes hacerlo más rápido:

Elimina todo lo que no necesitas. Ok, sabemos que los imprevistos ocurren y que no siempre podemos controlarlos, pero puedes eliminar los gastos hormiga. De hecho estas salidas de dinero pueden representar hasta un 12% de tu ingreso al mes, ¡presta más atención a ellos!

Si tienes un “imprevisto” que ya es recurrente, no es una eventualidad, es un gasto. 

Aplica la regla del 50/30/20. Esta estrategia puede ser difícil al inicio pero una vez bien administrado logras incluso generar un hábito de ahorro muy fuerte. Con este método el 50% de tus ingresos deben ir hacia tus gastos fijos, el 30% para el resto del gasto mensual y el 20% para designarlo a tu enganche.

Invierte tus ahorros. Recuerda que el cochinito no siempre es la mejor opción ya que tu ahorro se estanca, invierte tu dinero en Cetes, Fibras o en alguna institución de tu confianza, tendrás rendimientos que ayudarán a seguir incrementando tu dinero.

Busca un lugar más barato. Si te encuentras en situación de renta esto puede aplicar perfecto para ti, mientras estás ahorrando para el enganche busca un lugar provisional que sea más barato de lo que actualmente pagas, puede parecer una inversión inicial, pero cada peso ahorrado te ayudará a cumplir tu sueño más rápido.

No te desanimes, puedes lograr tu meta. Al inicio quizá sea difícil o podrás ver este objetivo muy a futuro, pero volver realidad tu sueño no es algo imposible. 

Ya sea dentro de la ciudad o en un estado un bien inmueble puede ser de mucha ayuda para ti. ¡Comienza a ahorrar para mejorar tu estabilidad financiera! 

Por: Tahiri Archundia


Ventajas de tener una terminal de cobro

Te decimos un pequeño secreto pero grande hack para tener más clientes: contar con una terminal bancaria. Así es, aceptar pagos con tarjeta, aumentará tus ventas y crecerá tu clientela, pues cada vez es más común que la gente decida ese método de pago vs efectivo.

Además del secreto no tan secreto, estas son otras ventajas de cobrar con tarjeta:

  • Generar confianza y credibilidad en tu clientela de ser un negocio serio.
  • En época de pandemia, evitas el contacto con efectivo que ha estado en diversas manos.
  • Ya no hay pretextos para “ir al cajero”.
  • Aceptas pagos a meses sin intereses.
  • Además de tarjetas de crédito y débito, también puedes aceptar pagos por transferencias SPEI, y depósitos en efectivo.
  • Anuncia con un letrero o señal en la entrada del negocio que aceptas tarjetas de crédito para atraer nuevos clientes.
  • La vinculación de la terminal bancaria a tu smartphone, es realmente sencilla.
  • Que tu competencia aún no acepte pagos con tarjetas, te convierte en un emprendedor competitivo e innovador.
  • Se aceptan pagos de propina.

Este blog es la señal que necesitabas para animarte a pedir tu terminal bancaria de Sr. Pago y empezar a ver resultados exitosos en tus ventas.

¡Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram para conocer más sobre nuestros productos!


5 ideas de negocios rentables online

Hay oportunidades de hacer negocios online con muy poca inversión donde podrás beneficiarte del retorno de inversión que tendrás en corto plazo (dependiendo de tu estrategia de ventas).

Estas son solo algunas de las oportunidades donde puedes emprender:Diseño de sitios web y e-commerce
Debido al auge de contar con presencia digital, la demanda de diseñadores y desarrolladores web está en su mejor momento. 

  • Alimentos y bebidas a domicilio
    Sin duda alguna, la comida es amor. Reparte por la ciudad tus platillos y bebidas. Si ya cuentas con un local, atrévete a crear tu propia App o súmate a alguna de delivery y verás cómo tendrás una segunda clientela.
  • Joyería y bisutería
    Sin duda alguna, la joyería y bisutería son artículos que se venden muy bien en cualquier temporada gracias al buen uso de marketing y por las fotografías de producto.
  • Cursos online
    Los cursos en línea tienen un mayor alcance de audiencia. Ya sean cursos de educación, repostería, actuación, yoga, finanzas, marketing, pintura, entre cientos otros de temas.
  • Ropa y accesorios
    Junto con la venta de maquillaje, la ropa y accesorios han tomado la rienda en cuanto a ventas por redes sociales hablamos. Prendas nuevas o de segunda mano, bolsos de lujo pre-loved, zapatos hechos a mano, cinturones y sombreros… Todo un centro comercial a tan solo un click de distancia.

 

Si vas a entregar productos físicos, investiga muy bien qué tipo de plataformas pueden ser de ayuda para tu gestión de envíos. 

Otra recomendación que te queremos dar es que ofrezcas un abanico de métodos de pago. Si bien las compras en línea son para pagar ahí mismo, también hay otras opciones como depósito en efectivo en tiendas de conveniencia, transferencia bancaria, e inclusive pago en efectivo al momento de recibir el producto.

Para esta última opción, los aparatos para cobrar con tarjeta como nuestro Pin Pad Mini será tu mejor amigo en esta aventura emprendedora. 

¡Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram para conocer más sobre nuestros productos!


Aquí te conviene pagar con tarjeta

Una tarjeta de crédito es sin duda un gran aliado para obtener diferentes productos e ir pagando en cómodas mensualidades, pero si eres de las personas que la utiliza para comprar todo lo que ve, aquí te contamos en qué lugares te conviene utilizar tu tarjeta para obtener grandes recompensas.

Compras en línea. Cuando haces una compra por medio de un sitio web seguro la información de tu tarjeta puede viajar tokenizada, según el grado de certificación de la página en la que compres. También el pagar de esta manera te protege en caso de que el producto no haya llegado, no fue lo que esperabas o no te haya gustado.

Comprar electrodomésticos. Ya sea para tu casa o para regalar, el pagar con tarjeta te permite poder llevarte más de un artículo y pagarlo a meses sin intereses, además de que en muchos centros comerciales este tipo de compra pueden generar puntos o te devolverán un porcentaje del dinero que gastaste.

Vuelos y hoteles. Existen diferentes tipos de tarjeta para personas que les gusta viajar constantemente, el darle uso a estos plásticos te permitirá acumular “millas” que se transformarán en boletos o facilidades en hoteles. También tienen algunos programas en los que podrás obtener promociones diferentes que con una tarjeta de crédito regular, y lo mejor, su aceptación es mayor en cualquier país al que desees viajar. 

Rentar autos. Si saliste de viaje, visitas un nuevo estado por trabajo o simplemente no tienes un vehículo y te sale más fácil rentarlo, el utilizar tu tarjeta será ideal para ti. Una tarjeta te brinda un seguro en caso de cualquier imprevisto, incluso en caso de pérdida total. Puede ser que esta opción no sea tan común, pero al menos para rentar un auto el tener una tarjeta es obligatorio.

Comprar algún producto costoso. Maquillaje, joyería, ropa, accesorios, decoración, servicios, todo aquello que no puedas obtener por su precio elevado es más accesible por medio de un crédito, ya que puedes ir pagando sin tener que descapitalizarte.

Recuerda que utilizar constantemente tu tarjeta y pagarla a tiempo puede ayudarte a aumentar tu línea de crédito y con ello tener mejores beneficios. Analiza bien el tipo de tarjeta que utilizarás. En caso de que sea tu primera tarjeta podrás solicitar una de crédito clásica, si tienes un mal historial crediticio podrás optar por las tarjetas de crédito revolvente o si compras en línea apuéstale a un wallet de tu preferencia. 

 

También te podría interesar:

Elige la tarjeta ideal para ti

Revisa tu historial crediticio gratis

Aprende a aprovechar los meses sin intereses

Por: Tahiri Archundia


Temporada de bazares, ¿tu negocio está listo?

Las convocatorias para emprendedores se han hecho presente después de un año de ausencia. La nueva normalidad nos invita a apoyar pequeños y medianos negocios y la gente está lista para conocer nuevas marcas mexicanas. ¿Te gustaría participar en una edición para aumentar tus ventas? 

Este es un check-list básico que deberías cubrir en tu próxima exposición: 

Aceptar pagos con tarjeta 

Desde el año pasado se recomienda pagar con tarjeta de crédito o débito que con efectivo, esto para evitar la propagación del virus, sin embargo, contar con una terminal bancaria portátil podría ofrecerle otros beneficios a tus clientes cómo pagar con Sí Vale, Sodexo y a meses sin intereses.
En caso de aceptar efectivo, lleva suficiente cambio.

Stock suficiente 

Esperemos que tengas muchísimas ventas, pero no tantas como para quedarte sin inventario en el primer día! En caso de que termines tus ventas antes de tiempo, significa que podrías perder la oportunidad de que otros conozcan tu marca y productos, yéndose con la competencia o peor de los casos, que nunca conozcan tu negocio.

Decoración

Por lo general, los organizadores del bazar te darán una mesa y una silla, en el mejor de los casos un mantel y un techito. Haz ese espacio tuyo. Decóralo conforme la esencia de tu marca y emana una buena imagen. ¡Hazlo llamativo para que la gente se acerque a tu puesto!

Actitud

No está de más recordarte que la atención con el o la cliente debe ser de cinco estrellas. No tengas una mala cara si el día no va bien, al contrario, no le hagas saber eso a los visitantes. Siempre muéstrate dispuesto/a a vender con una excelente actitud.

Si aún no te convences de registrarte en algún bazar, date la vuelta por uno y ve el movimiento, cómo decoran, nota el tipo de gente que asiste y la mercancía que se vende.

Y si ya estás preparándote para tu próxima edición, conoce nuestro Pin Pad Mini para aceptar pagos con tarjeta. Sin duda alguna será tu mejor amigo en esta aventura emprendedora. 

¡Síguenos en Facebook, Twitter e Instagram para conocer más sobre nuestros productos!


#ConsumeLocal

Al inicio de la cuarentena te hablamos sobre cómo podías apoyar a los pequeños comercios durante la crisis sanitaria, queremos retomar este tema porque es de suma importancia seguir apoyando a los negocios locales y estabilizar la economía de nuestro país.

Hoy más que nunca debemos ser solidarios como lo hemos hecho en otros momentos, con la calidez humana que tenemos como mexicanos. Hace unos años lo demostramos luego de un terremoto que dejó a más de una decena sin hogar, ahora podemos volver a hacerlo con los pequeños negocios que se encuentran en riesgo de quebrar.

Comencemos a darle la vuelta a nuestro consumo, gira a los productores y comerciantes nacionales, juntos podemos ayudar en medio de la incertidumbre.

¡Aquí te enlistamos lo que puedes hacer para seguir fortaleciendo el consumo local!

1.- Apoya a tu amig@ emprendedor, si no puedes consumir comparte sus publicaciones, le dará más alcance y con ello posibles ventas.

2.- Si eres fan de algún producto nacional búscalos en sus redes sociales y deja tu comentario positivo, esto ayudará a otros a animarse y comprar.

3.- De ser posible comparte y etiqueta a tus marcas  nacionales favoritas en tus redes, no se trata de presumir, sino de ayudarles a llegar cada vez a más clientes.

4.- Apoya a quienes no tienen un ingreso fijo. Si puedes dar un poco de dinero a las personas que están vendiendo en la calle o puedes hacer intercambio de mercancía hazlo, con tu acción puedes ayudar a una familia que lo necesita.

5.- Si trabajas y aún vives con tu familia, destina un poco de tu sueldo a la persona que haga mayormente las labores del hogar. Más que una “paga” es un agradecimiento por el esfuerzo de trabajo diario no remunerado.

6.- ¡No canceles tus citas! Si te vas a cortar el cabello, tienes entrenamiento personal, terapia o simplemente necesitas de un profesional que te apoye, recuerda no cancelar, mejor reagenda tu servicio para después, también puedes ayudarle pagando una parte y el resto para cuando se puedan ver.

7.- Pide comida (dentro de tus posibilidades) a esa fondita de tu colonia, además de ser casera será sana para tu cuerpo, ¡no todo es comida rápida!   

8.- Si te hace falta algún producto básico, en lugar de ir al super y gastar gasolina, opta por la confiable tiendita de la esquina.

9.- Utiliza los servicios de delivery que tienen los mercados de barrio, podrás surtir tu despensa y tendrás productos de calidad hasta la puerta de tu casa.

10.- Elige plataformas nacionales de comercio electrónico para hacer tus compras de productos o servicios que necesites.

11.- Fortalece la cadena de consumo en caso de que tengas un negocio, busca proveedores locales y creen alianzas.

Seamos solidarios con las personas a nuestro alrededor, la economía en nuestro país es más sustentable que nunca, apoyemos juntos a todos los negocios y siempre #ConsumeLocal.

Por: Tahiri Archundia


¿Remate Inmobiliario?

Seguro al buscar una casa o departamento, te has topado con inmuebles a precios increíbles y te preguntas ¿por qué nadie ha comprado esta gran oferta?, te pones a hacer números y te das cuenta de que quizá si te alcanza… pero aparece un mensaje de que la propiedad se encuentra en Remate Hipotecario, ¿qué hacer, te avientas y compras, o esperas una mejor oferta?

¡Aquí te explicamos todo lo que necesitas saber para comprar o alejarte de los remates hipotecarios!

Ok, dejémoslo claro, este tipo de remates aparecen cuando el antiguo dueño no pudo pagar las mensualidades del inmueble y el banco comenzó un proceso legal en su contra, obteniendo la propiedad y separándola del deudor. 

Este proceso es bastante largo y durante él, puede disminuir el precio del bien, haciendo que sea más accesible para cualquier persona. El periodo aproximado de este tipo de litigios es de 6 meses hasta más de 2 años.

Aura Ramirez de Querido Dinero, nos explica dos posibles panoramas:

En el primero no estás adquiriendo la propiedad (todavía), sino los derechos para continuar el juicio. Es decir, estás adquiriendo un título para que el juicio continúe y de esta forma tú te conviertas en el propietario real.

En el supuesto de ganarlo, puede ser que debas interferir para sacar a las personas que se encuentren habitando el inmueble.

En el segundo caso, si el juicio está muy avanzado y casi por finalizar, el banco sería el “nuevo propietario” y le estarías comprando directamente a él, para esto deberás solicitar un “crédito hipotecario” con ellos, pero el descuento puede que ya no sea el que habías considerado al inicio.

Al adquirir un inmueble con este tipo de procesos, tienes algunas ventajas, como la opción de comprar un bien con un gran descuento, también el contacto y proceso de compra con el banco es rápido, porque ellos quieren recuperar el dinero ya invertido. Lo mejor, es que puedes encontrar propiedades en venta por hasta el 40% menos de su valor real en el mercado.

Ahora, no todo es miel sobre hojuelas, también puedes encontrarte con propiedades sumamente endeudadas, ya sea por agua, luz o predial. Los gastos de litigio también correrán por tu cuenta, y probablemente no puedas habitar el inmueble en el momento en que lo compras, ya que en muchas ocasiones los deudores seguirán habitando el lugar hasta que haya una resolución por parte del juez.

También el pago debe ser de contado, no se aceptarán créditos o financiamientos ya sea bancarios o del Infonavit, por lo que puede ser un impedimento si no tienes la cantidad total a la mano.  

Un remate hipotecario puede hacer la diferencia entre elegir un inmueble en buenas condiciones, de buen tamaño y en una mejor zona, con un precio muy bajo, pero considéralo. Si tu plan no es mudarte sino hacer de él una inversión, puede ser una gran opción, pero si lo que quieres es habitarlo a corto plazo, lo más recomendable es que sigas buscando otras ofertas.

Por: Tahiri Archundia