Apoyemos en tiempos de crisis

Según datos del Directorio Estadístico Nacional de Unidades Económicas (DENUE), tan solo en nuestro país existen alrededor de 5 millones de empresas. Esto equivale a más de 57 millones de personas trabajando en todo el territorio nacional. 

Debido a la crisis mundial ocasionada por el COVID-19 muchos negocios han implementado medidas para evitar poner en riesgo a los trabajadores, entre ellas el trabajo desde casa. 

¿Pero conoces realmente el impacto que esto tiene en las micro, pequeñas y medianas empresas? Tú puedes ayudar a que no se vean afectados y miles de personas sigan recibiendo su salario de manera normal. 

Comienza haciendo caso a las instrucciones de las autoridades. Este será el punto más importante. Lava tus manos con regularidad, dile no a los saludos de beso y de mano, evita salir de casa si te sientes mal y no propagues la desinformación. 

Si tienes clases por las tardes, terapias, u otras actividades, sigue pagando tu mensualidad, coordínate con las personas encargadas para que después te puedan reponer las clases, no canceles o pidas reembolsos.

Solidarízate con los negocios aledaños a tu hogar. Estos pequeños comercios necesitan de tu apoyo y también tienen productos básicos para vivir, además evitarás las aglomeraciones que pueden ser focos de contagio.

Si vas a comprar comida para tus mascotas hazlo en un mercado o en un local independiente, no es necesario ir a una de las grandes cadenas para consumir cosas de calidad.

En caso de que no quieras hacer de comer, pide a domicilio de las fondas o restaurantes locales, ellos serán los primeros en resentir el impacto de la cuarentena, ayúdalos a mantener viva su economía.

Y finalmente (aunque este consejo va más para tu salud), cuida de tus emociones, tómate un momento para calmarte, platica con tus seres cercanos, haz ejercicio, distráete o dedícale tiempo a algún hobbie. 

Esta crisis nos afecta a todos, pero cuidándonos podemos asegurar que otras personas puedan tener una buena calidad de vida mientras dura la cuarentena. Seamos solidarios con los demás.