¿Sabías que el emprendimiento social se considera el futuro del emprendimiento? Esto se debe a que su objetivo principal es encontrar y resolver asuntos sociales importantes por medio del conocimiento y costumbres de las comunidades, agregando valor a las cadenas de producción.

Con esta clase de empresas se busca que las actividades económicas sean sostenibles para el futuro de cualquier sociedad, y que con ello se fomente el bienestar y crecimiento económico.

¿Eres parte de una comunidad o quieres contribuir al emprendimiento social en tu estado? Aquí te decimos 5 razones para que te animes y comiences a crecer.

1.- Resuelve las necesidades locales. Estas pueden deberse a las ineficacias del mercado. Al emprender socialmente le das lugar a nuevos nichos que no se habían explotado y puedes ayudar a generar empleos que quizá son parte de la necesidad de esa comunidad.

2.- Obtén el reconocimiento de la sociedad. Cuando hablamos de emprendimiento social estamos conectando con diferentes propósitos que no se limitan a lo económico, sino a la ayuda e innovación al resolver diferentes problemáticas. 

3.- Eres parte de la transformación y progreso social. Como lo habíamos mencionado en los puntos anteriores, no siempre la remuneración económica te brinda la satisfacción que necesitas al emprender, si bien es un punto fuerte que no se debe demeritar, también existen algunos otros a destacar. 

Cuando una comunidad comienza a activarse el crecimiento llega solo, ya que se incrementan los ingresos en casa, mejora la producción y hasta se estimula el consumo local, como un engranaje que mueve todo a su alrededor.

4.- Utilizas el poder del mercado de manera positiva. Los públicos emergentes están optando por marcas de consumo que se preocupen por el bienestar, por lo que al crear una producción que no solo ayude a las comunidades sino también a los recursos, te convierte en una marca clave a considerar.

5.- Pones tu granito de arena para mejorar el mundo. Ya sea en tu colonia, tu comunidad o solo con tu familia, este pequeño esfuerzo ayuda en gran medida a la situación en el mundo.    

Crea un emprendimiento social y sácale provecho a este sector. El futuro está en tus manos.

 

Por: Tahiri Archundia