En México tenemos una cultura bancaria muy diferente en comparación con otros países. Esto se debe a la falta de confianza de muchos mexicanos con los bancos, por lo que preferimos realizar nuestro guardadito en casa; en lugar de solicitar un préstamo entramos a “tandas” o hacemos “inversiones” prestando dinero a familiares mientras cobramos intereses.

Todo esto ocurre porque muchas personas han tenido un mal momento con un banco, ya sea en el cajero, por teléfono o hasta en la sucursal.

Si tú realizas, o has realizado alguna acción como las que mencionamos arriba por culpa de un mal servicio, relájate, en esta entrada te ayudaremos a solucionar algunas de las situaciones más comunes que sí o sí te han pasado en estas instituciones.

1.- Me están cobrando una comisión y yo jamás contraté tal servicio. Seguramente te ha aparecido en el cajero la leyenda “donar 15 pesos” o “contratar seguro”, muchas veces no nos damos cuenta por la prisa y oprimimos el botón para contratar el servicio, bastará con que llames al banco y les pidas que lo cancelen. Si no se apuran o te dan vueltas, recuerda que el artículo 23 de la Ley para la Transparencia y Ordenamiento de los Servicios Financieros te respalda. 

2.- ¡Me clonaron mi tarjeta! / la robaron / la perdí. Si tienes cargos no reconocidos las instituciones financieras están obligadas a devolverte tu dinero 45 días después de haberlo reportado. Esto en el caso de que tu proceso haya quedado a tu favor, en otras palabras, no aplica si el banco comprueba que tú autorizaste dicha transacción.

Para recibir tu dinero íntegro debes:

-Cancelar tu tarjeta, podrás hacerlo vía telefónica o acudiendo a la sucursal. 

-Escribe una carta con los datos de tu plástico, el dinero “desaparecido” y el último lugar en donde la utilizaste. Mientras más información le brindes al banco, más rápido te darán respuesta.

Si de plano el banco no te resuelve, llama a la Condusef y ellos se encargarán de darle seguimiento.

3.- Amenazaron con embargar mi casa porque dejé de pagar mi tarjeta 🙁 Ok, esto es una salida muy común que muchos bancos utilizan a través de despachos de cobranza para presionarte y que pagues. Según datos de la Condusef, para que te realicen un embargo, deberán tener la orden de un juez y se te notificará legalmente, no vía telefónica. Te dejamos aquí la liga, para que conozcas cómo actúa el REDECO. 

No tienes porque temerle a los bancos, estas instituciones están reguladas por BANXICO quien protege tus derechos y tu dinero. Si ya te ha pasado alguna de estas situaciones y no pudiste remediarla, aplica la vieja confiable, llama a la Condusef y haz valer tus derechos.

Ramírez, Aura. (2019). MITOS Y LEYENDAS QUE EXISTEN ALREDEDOR DE LOS BANCOS. 18/09/2020, de Querido Dinero Sitio web: https://www.queridodinero.com/articulos/mitos-y-leyendas-que-existen-al-rededor-de-los-bancos