Comienza a invertir en Cetesdirecto

Ya conoces los términos, cómo funcionan y qué son los CETES, es hora de echar andar las inversiones y comenzar a generar rendimientos a futuro, aquí te decimos cómo empezar.

Entra a cetesdirecto.com y da clic en Abre tu cuenta

En este primer formulario debes colocar tus datos personales. Recuerda, que toda la información recopilada en esta página está protegida y es de uso exclusivo para la plataforma. Encuentra aquí su Aviso de Privacidad.

El segundo formulario te solicita datos para recuperar tu contraseña en caso de haberla olvidado. Es muy recomendable colocar esta información porque así puedes proteger tu cuenta con un candado extra. En esta pestaña se encuentran los términos y condiciones, recuerda leerlos y aceptarlos.

Una vez que diste clic en Continuar, deberás brindar información domiciliaria, así como tus datos bancarios y beneficiarios en caso de tenerlos. Presta atención a este formulario ya que podrás decidir si quieres comenzar a invertir desde ese momento, o si quieres activar el ahorro recurrente, la cantidad para dicho ahorro y la periodicidad en la que se realizará esta retención. 

Si decides activarlo, cetesdirecto realizará el cargo a tu cuenta según la periodicidad que elegiste. Es una de las mejores opciones de ahorro con rendimiento.

Finalmente coloca tu nacionalidad, así como tus datos fiscales. 

Y listo, tendrás acceso a tu cuenta las veces que lo necesites colocando tu usuario y contraseña. Recuerda que para tener mayor control puedes descargar la app y llevar contigo tus inversiones.

Léenos la próxima semana, te diremos qué más puedes encontrar dentro de cetesdirecto.

Por: Tahiri Archundia


El ABC de los CETES

En la entrada pasada te contamos acerca de los CETES como método de inversión, pero antes de adentrarte al mundo de cetesdirecto, te dejamos este glosario de términos básicos que debes conocer para convertirte en experto de las finanzas personales:

BONDDIA: Se refiere a las “bolsas” en donde tu dinero se encontrará. En otras palabras, son todos los lugares en donde diversificarás la inversión.

BONDESD: Son Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal, y valen 100 pesos.

Bonos: Son Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal con Tasa de Interés Fija. También vale 100 pesitos.

CETE: Su nombre completo es Certificado de Tesorería de la Federación. 

TANDACETES: Es un producto de cetesdirecto en donde puedes hacer un ahorro, una o dos veces al mes como una inversión recurrente. Se invierte en automático y tú decides la cantidad a ahorrar, así como el tiempo para hacerlo.

UDI: Es una unidad que establece el Banco de México que aumenta conforme a la inflación con el objetivo de que no pierda valor con el tiempo. Todos los días cambia y es publicado en el Diario Oficial de la Federación.

UDIBONO: Son Bonos de Desarrollo del Gobierno Federal denominados en Unidades de Inversión. Su valor son 100 UDIS. Este producto protege tu dinero de la inflación.

Interés: Precio que se paga por el uso de fondos que son “prestados”. Es una carga para el que lo desembolsa y una renta para quien lo recibe. 

Interés compuesto: Es el interés acumulado, se incrementa y produce después nuevos intereses.

Rendimiento: Beneficio que produce una inversión, ya sea ganancias como capital o intereses.

Cetesdirecto es la mejor plataforma con la que puedes comenzar a invertir. Si aún no te convences, te damos un repaso rápido sobre las inversiones en CETES:

  • Puedes comenzar a invertir desde 100 pesos, y después comenzar a comprar cetes a 10.
  • Puedes automatizar tus inversiones, ¡y hasta puedes ahorrar generando rendimientos!
  • Tu inversión regresará a ti en el tiempo que elijas.
  • Regístrate y comienza a invertir (también tienen app)
  • El control de las inversiones es TOTALMENTE tuya, CETES autorizará todo lo que necesites.

Ya conoces todo lo que necesitas para comenzar a invertir, en la próxima entrada te platicaremos cómo utilizar esta plataforma para sacarle todo el provecho.

Por: Tahiri Archundia


¿CETES? Todo lo que necesitas saber

Muchas personas piensan que para poder comenzar a invertir es necesario tener una cantidad considerable. ¿Qué pensarías, si te dijéramos que puedes hacerlo con solo 100 pesos? 

Seguramente ya has escuchado hablar sobre los CETES y si no, aquí te va la explicación. Un CETE es un pagaré que tiene el gobierno para recaudar fondos en un cierto plazo y que al mismo tiempo genera rendimientos. En otras palabras el CETE es un pagaré que le compras al gobierno mientras genera “intereses” que al final recibes como ganancia.

Este instrumento se considera de los más seguros para invertir, ya que su riesgo es menor en comparación con otras alternativas de inversión. 

La plataforma ideal para hacerlo es cetesdirecto, ya que fue creada por la Secretaría de Hacienda y tiene el respaldo del Gobierno de México. Además se encuentran regulados, autorizados y supervisados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores. 

¿Cómo comienzo?

Es muy fácil, abre tu cuenta en cetesdirecto.com. No tiene ningún costo, no se cobran comisiones ni por manejo de cuenta, ni por las transacciones que realices. 

Los únicos datos que se te solicitarán son: nombre completo, correo electrónico e información de contacto. Una vez creada tu sesión deberás colocar tu dirección, cuenta bancaria y beneficiarios. Todo este proceso te tomará 5 minutos.

¿Cuánto tiempo tardan en reflejarse las ganancias?

Esto depende del esquema en el que colocaste tu inversión, puede ser en 28, 91, 182, o 364 días, incluso puedes hacer inversiones más largas, de hasta 10 años. Tú eliges el tiempo.

¿Puedo perder mi dinero con este tipo de inversiones?

No, la ventaja de esta plataforma es que cuenta con diferentes herramientas según tus necesidades de inversión, por lo que siempre serás quien realice movimientos en tu cuenta.

Invertir en CETES es la mejor opción para ahorrar, ya que te genera un rendimiento que sigue creciendo, además el capital de tu inversión no disminuye. 

OJO, este tipo de instrumentos no son inmediatos, las inversiones pueden tardar meses o años para generar rendimientos importantes, tómalo en cuenta en caso de que los CETES no sean la herramienta que estás buscando.

Nuestra recomendación en caso de que te hayas decidido por este tipo de inversión, es tener siempre un fondo de emergencias. ESTO NO LO USARÁS PARA INVERTIR, es una cantidad que te ayudará en caso de alguna eventualidad, de esta forma no tendrás que sacar tu inversión cuando te esté generando ganancias, y tendrás un soporte líquido para ti.

Por: Tahiri Archundia


¡Quiero pagar mis deudas ya!

En la entrada pasada te hablábamos sobre el método bola de nieve para reducir tus deudas, hoy te hablaremos sobre las reparadoras de crédito, y resolveremos tus dudas para que elijas la que más se adapte a ti.

Esta solución es ideal para quienes se encuentran sobreendeudados, y que ya han solicitado préstamos para saldar sus cuentas, pero no han conseguido hacerlo. Si este es tu caso, tal vez la reparadora pueda ayudar a deshacerte de las llamadas de cobradores y a recuperar la paz que buscabas. 

Dejemos las cosas claras, una reparadora es un intermediario que se encarga de negociar con tus acreedores, diseñando un sistema de pagos que te ayude a liquidar todas tus deudas de manera práctica y te ahorrará dolores de cabeza.

Algo que debes saber es que las reparadoras no pueden borrar tu historial crediticio, pero te pueden ayudar a que las deudas sean liquidadas en su totalidad y que nunca más te vuelvan a llamar por la falta de esos pagos.

Si ya te decidiste, esto es lo que debes buscar para que la reparadora que elijas sea confiable para ti:

Comprueba el prestigio de la firma que elijas. Es importante que busques información sobre ellos antes de dar tus datos personales.

-Asegúrate que se encuentren regulados por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores.

Actualmente solo existen tres que se encuentran reconocidas por esta institución:

  • Reparadora Nacional de Crédito
  • Resuelve tu deuda
  • Deuda fin

-Verifica que en la cuenta de “ahorro”, se encuentren tus datos de manera correcta.

-Revisa que siempre que se vaya a realizar un retiro te soliciten autorización.

Una reparadora no es una solución mágica a tus deudas, ni tampoco es un “nuevo préstamo” para pagar, es un sistema que se enfoca en tus ingresos para remediar de una vez por todas esas deudas que no te dejan dormir. Esta solución NO ES PARA TODOS, es una manera de liquidar y mejorar tus finanzas personales.

Por: Tahiri Archundia


¡Así es como puedes pagar tus deudas más rápido!

A todos nos ha pasado en algún momento de la vida que perdemos la cabeza a causa de las deudas. Seguro llegaste a la quincena raspando los últimos pesitos ahorrados en el cochinito. ¿Pero cómo hacer para pagar las deudas más rápido y mejorar tus finanzas?

Existen varios sistemas y seguro ya intentaste algunos, pero hoy te hablaremos del Método bola de nieve.

Ok, ok, sabemos que el nombre puede sonar arriesgado, pero en realidad es uno de los más funcionales, ya que NUNCA dejas de pagar tus deudas, al contrario, terminas de pagar mucho antes.

¿Cómo funciona y por qué funciona?

Este método consiste en abonar todos tus créditos mientras das un pago extra a la deuda con el monto más pequeño, así eliminas el primer crédito, cuando termines ese te vas por el segundo, y así sucesivamente. Con el paso del tiempo, la disciplina y la constancia notarás resultados y tendrás más motivación para salir de todas tus deudas.

Con este método no tienes porqué quedarte sin dinero al intentar pagar checa cómo aquí: 

1.- Realiza una lista de TODAS tus deudas. De verdad, incluye hasta los gastos pequeños, si compraste por catálogo, si le encargaste algo a tu vecina o si pediste dinero prestado. ¡No olvides organizarlo de menor a mayor según la cantidad del adeudo!

2.- Checa los pagos mínimos que debes dar al mes. No se trata de no pagar, sino de minimizar las cuotas (de acuerdo con tus obligaciones financieras), para ir concluyendo deudas.

3.- Decide a cuál monto le asignarás un pago extra. Primero lo primero, coteja tus deudas contra tus ingresos, te servirá para saber cuánto dinero destinarás a ese “pago extra”, pero analízalo según el resto de tu presupuesto.

Aquí comienza la magia, ya que decidiste de cuánto será tu extra, júntalo con el pago más pequeño. Seguirás pagando las cantidades mínimas de tus créditos mientras te vas deshaciendo poco a poco de ellos. 

4.- Haz crecer la bola de nieve. Cuando hayas pagado el primer adeudo, asígnale el pago extra y la cuota mínima que habías destinado al primer crédito a la nueva deuda más pequeña.

5.- ¡Repítelo todo hasta que quedes libre de deudas! Sin duda este método es de constancia y disciplina, pero te ayudará a liberarte de cualquier deuda en un tiempo récord. 

Analiza bien si esta opción te funciona, próximamente estaremos hablándote de algunos otros métodos que podrás utilizar en tu día a día. Crece tus proyectos y sigue trabajando para tu futuro.

Por: Tahiri Archundia