Lleva a tu negocio a la nueva normalidad

¿Tu negocio está listo para la “nueva normalidad”?

En unas cuantas semanas, México estará retomando de manera gradual sus actividades económicas y sociales, por lo que más de un comercio debe prepararse para reiniciar o aumentar sus tareas en cuestiones financieras, de personal y de sanidad, ya que serán claves para el regreso. Aquí te contamos qué puedes comenzar a preparar para que tu retorno a la normalidad sea exitoso y responsable.

Repensando el modelo

El volver a pensar cómo trabajar no tiene porqué convertirse en la transformación total de tu negocio, más bien es un balance entre tu forma de trabajo y las nuevas medidas para protegerte a ti y a tus clientes. Por ejemplo puedes comenzar a vender a distancia con herramientas web, o contratar un servicio a domicilio para transportar tus productos etc. 

Si vendes en locales físicos puedes colocar medidas sanitarias, como gel antibacterial, el uso de cubrebocas por parte de tus empleados y hasta señalizaciones en el piso para fomentar la sana distancia entre tus clientes. 

Todo esto con la finalidad de mejorar tus procesos y asegurarle a tus colaboradores que estás tomando las medidas necesarias para cuidar su salud.El IMSS en México facilita cursos con certificado y recomendaciones para un retorno seguro ante COVID – 19. Inscríbete y conoce a profundidad cómo puedes hacer que tu negocio sea seguro para todos y sigas generando ingresos.

¿Home Office, regreso intercalado o total?

Si algo nos ha dejado en claro la situación en el mundo, es que no todos los negocios tienen las mismas facilidades para ofrecer trabajo a distancia a sus colaboradores. Por lo que tienes que tener en mente las necesidades de tu comercio. Recuerda que la flexibilidad laboral como horarios escalonados, días de descanso y demás facilidades, son muy importantes para la tranquilidad emocional de tus trabajadores, lo que puede traducirse en mejor y mayor productividad 

Alianzas con otros negocios

Busca aliados que te ayuden a hacer crecer tu negocio, piensa que puedes trabajar con otros comercios del mismo sector que el tuyo, o con aliados que tengan una plataforma web, te ayudará a maximizar el alcance de tus productos o servicios. 

Otras recomendaciones para la prevención y salud de tus trabajadores*

1.- Intercala los horarios de entrada, comida y de uso de sanitarios

2.- Si tienes vehículos de transporte de personal aumenta su número para evitar que se llenen por completo.

3.- Coloca filtros en la entrada de tu negocio para monitorear en caso de que alguno tenga síntomas de COVID-19.

4.- No dejes que tus empleados compartan sus herramientas de trabajo, ni objetos personales, como cubiertos, vasos etc.

5.- Más escaleras y menos elevadores. Limpia constantemente los barandales y pide a tus clientes evitar el contacto con ellos.

6.- Adiós a las barbas, bigotes y joyería.

7.- Ten siempre a la mano un protocolo de evacuación en caso de que alguno de tus colaboradores presente síntomas de COVID-19.

8.- Según el nivel de exposición de tus trabajadores, proporciónales guantes, cubrebocas y gel antibacterial.

9.- Coloca jabón antibacterial en todos los baños.

10.- Limpia y desinfecta todos los días los lugares de trabajo.

 

Consulta los canales oficiales para saber cuándo puedes comenzar a operar y actualiza constantemente a tus trabajadores sobre el estatus de su regreso. Escucha sus dudas y resuélvelas, no olvides contemplaras en tu estrategia de regreso para que todos se sientan cómodos al volver. Gánate de nuevo a tus trabajadores apoyándolos, piensa de inicio en una reincorporación parcial que los haga sentir cómodos y orgullosos de pertenecer a tu empresa. 

El regreso a la nueva normalidad puede ser tan rápido y exitoso como tu lo decidas, piensa en las necesidades de tu negocio y tus trabajadores, tendrás el éxito asegurado.


Covarrubias, Brenda. (2020). Guía básica para reabrir tu negocio en la "nueva normalidad". 22/jun/2020, de Dalia Empower Sitio web: https://daliaempower.com/dalia-media/gu%C3%ADa-b%C3%A1sica-para-reabrir-tu-negocio-en-la-nueva-normalidad/


Manual del buen padre

Manual del buen padre

En México 2.9% de los hogares son encabezados por padres solteros, son hombres que trabajan todos los días para darle a su familia una mejor calidad de vida sin descuidarlos. Esta entrada está dedicada a ellos, quienes nos comparten sus mejores tips para convertirse en el mejor papá:

1.- Dale tiempo a tu familia. Mantener viva la relación entre cada miembro puede ser difícil cuando el tiempo y el trabajo te impiden crear espacios para compartir. Pero armando planes para entretenerse por las tardes, comer juntos o realizar la tarea, se puede lograr.

2.- Siempre diles cuánto los amas. No estamos acostumbrados a que los papás expresen sus sentimientos, pero recordarle a tus hijos que los amas crea un vínculo indescriptible, los ayudas a fortalecer su seguridad y con ello mejoras su autoestima.

3.- Espacios para el respeto. Es importante que tus pequeños siempre vean de buena forma a tu pareja, esté presente o no. Para ellos sus recuerdos deben permanecer intactos, le dará a tus niños estabilidad emocional.

4.- Siempre sé positivo. Animarlos y escucharlos creará un vínculo de confianza contigo. Resalta sus virtudes y destrezas, conoce sus historias y sus intereses. tendrás un lazo irrompible con tus pequeños.

5.- Enséñales con el ejemplo. Tus hijos siempre imitarán tu comportamiento. Muéstrales que eres honesto, y que como cualquier ser humano tienes virtudes y defectos. 

 


Los momentos que vives junto a tus hijos pasan en un instante, atesora cada recuerdo y compártelos con ellos, les recordarás de donde vienen y hacia dónde van en la vida.


¿Qué necesito para consolidarme?

¿Qué necesito para consolidarme?

Si ya te preguntaste ¿por qué constituir tu empresa? y decidiste poner en marcha tu emprendimiento, aquí te contamos qué es lo primero que tienes que tener en mente para formalizarte*.

  • Define tu tipo de empresa. Analiza las necesidades de tu comercio.
  • Datos e información importante. Ten en claro la denominación o razón social, su nacionalidad y el domicilio de las personas que conformarán la empresa. Es importante señalar que la denominación no necesariamente es igual a la marca comercial que deseas utilizar, en todo caso, el proceso para el registro de la marca comercial es distinto.
  • Acuerden objetivos. Determina el objeto principal de tu giro.
  • Fija el capital. Este es el momento para tu empresa, en el que estipulen los derechos y obligaciones de cada socio, así como las aportaciones de capital que estarán realizando y en general, establecer los estatutos sociales y la manera en cómo operará tu empresa. 
  • Designa quién llevará a cabo la administración. Nombra a las personas encargadas de esta gran labor. Deberás analizar las capacidades y habilidades de los postulados, para encontrar a la persona que cuente con los valores que necesitas, pueden ser a través de dos maneras, por medio de un administrador único o un consejo de administración.   


Si ya llegaron a un acuerdo sobre esta información, están listos para los siguientes pasos. Recuerda que los trámites realizados en las instituciones públicas son gratuitos.

1.- Entra al portal de la Secretaría de Economía y solicita un permiso para el uso de la denominación o razón social, como requisito solo necesitas contar con tu e.firma, si no tienes una, puedes solicitarla aquí. Si ya la tienes realiza tu trámite en este apartado. 

2.- Una vez que se te otorgó el permiso, deberás ir con el fedatario público (notario o corredor público), para hacer la constitución formal de la empresa. Es en este punto en el que se crea el Acta Constitutiva, en donde se estipulan todos los aspectos básicos de la empresa:

Denominación social                      Administración                    Objeto social                        Duración                                          Tipo de empresa                 Tipo de acciones Representantes y apoderados       Domicilio                              Nacionalidad, etc.

3.- Deberás inscribirte en el SAT colocando la información descrita en el Acta Constitutiva. Aquí obtendrás el RFC de tu empresa. Este trámite lo debe efectuar el apoderado legal que se haya designado para tales efectos en el Acta Constitutiva.

4.- Luego se deberá inscribir el Acta Constitutiva en el Registro Público de la Propiedad y del Comercio que corresponda, así como los bienes inmuebles que formarán parte de su patrimonio. Lleva tu RFC, Acta Constitutiva y el poder notarial del apoderado legal. Es importante señalar que este trámite por lo general lo lleva a cabo el fedatario, ante quien llevaste a cabo el proceso de constitución formal de tu empresa y por lo general dentro de los gastos y honorarios está contemplado este trámite.

5.- Lleva a cabo ante el IMSS tu registro patronal, incluso si tu empresa solo cuenta con un trabajador. Ahí podrás realizar las aportaciones para tus empleados o las tuyas.

6.- Dependiendo de tu giro, adicionalmente, deberás registrarte en alguna instancia pública de tu entidad o a nivel federal. Entre las más comunes son la Secretaría de Salud, Protección Civil y la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales.

7.- Es importante señalar que independientemente de lo anterior es muy recomendable que lleves a cabo los trámites pertinentes ante el Instituto Mexicano de la Propiedad Industrial (IMPI) y el Instituto Nacional del Derecho de Autor (INDAUTOR), a efecto de que lleves a cabo las acciones tendientes a proteger la propiedad intelectual de tu empresa (marcas, avisos comerciales, diseños industriales, códigos fuentes, obras literarias, etc.)

Aunque pareciera un trámite muy largo, tardarás menos de una semana para poder constituirte. Asesórate bien y formaliza tu empresa. Te ayudará y te traerá grandes beneficios.


Luna, Nadia. (2018). ¿Cómo crear una empresa en México?. 2020, de Entrepreneur Sitio web: https://www.entrepreneur.com/article/312136


¿Por qué constituir tu empresa?

¿Y si te decides a constituir tu empresa?

Seguramente llevas bastante tiempo pensando en formalizarte, ¿pero los rumores y mitos sobre hacerlo te ponen a dudar? Sabremos que lo primero que llega a tu cabeza es la palabra “impuestos”. 

Sí, este tema es un verdadero dolor de cabeza, por lo que prefieres seguir trabajando de manera informal hasta que suceda algo que te haga cambiar de opinión. Bueno, esta entrada está hecha para ti. 

Comencemos con algo muy importante, no importa el giro o tamaño de tu negocio, al haberlo emprendido te convertiste en empresari@. No minimices los esfuerzos que haz hecho hasta ahora, utiliza el nombre correcto para referirte a ti y a tu empresa. 

Al constituir tu comercio tienes beneficios que no podrías obtener de otra manera, un ejemplo claro son los créditos y financiamientos. Este punto es fundamental en caso de que desees expandirte o sumar una empresa más a tu lista de emprendimiento. En muchas ocasiones las instituciones bancarias para ofrecerte un financiamiento alto, necesitan tener la seguridad de que tu negocio es estable y que cuentas con los requisitos mínimos para poder realizar los pagos correspondientes. 

Si tu empresa funciona como una sociedad, es decir, si más de una persona invirtió capital para comenzar el negocio, podrás separar los bienes. En otras palabras el patrimonio empresarial, es diferente al patrimonio de cada uno de los socios, así que en caso de adeudos, no habrá impacto en los bienes individuales. Su responsabilidad se limita al capital que cada uno aporte.

Otro tip para las empresas consolidadas por sociedad, es que podrán fijar derechos y obligaciones para cada socio, así como restringir la admisión de nuevos socios o excluirlos en caso de que se requiera. 

Constituirte te da la posibilidad de poder ofrecer seguro médico y prestaciones de ley a tus empleados, haciendo ver a tu empresa como un lugar privilegiado para trabajar. Además tendrás acceso a cuentas bancarias empresariales, para la dispersión de recursos y nóminas, así como servicios exclusivos, sumando puntos positivos a tu historial crediticio.

Formalizarte te permitirá contar con servicios especiales, por ejemplo, preferencia al querer contratar algún servicio de cobro a distancia o tiendas en línea. Logrando así que tu negocio tenga mayor alcance de audiencia.

También tendrás la posibilidad de facturar, lo que te dará una ventaja al ofrecer tus productos o servicios ya que tendrás clientes con mayor capital de compra. Y se traducirá en más ventas y mejores ingresos.

Seremos sinceros contigo, los impuestos son una parte fundamental al consolidarte, pero al compararlo con las ventajas resultan más un papeleo. Tendrás que realizar declaraciones mensuales y anuales, y también deberás tener reuniones cada año con tus socios o accionistas para revisar algunos temas financieros, metas anuales, detalles de la administración, etc. Si lo miras desde otra perspectiva, el tener este tipo de juntas te ayudará a tener un mejor desarrollo para tu empresa y con ello, lograr el crecimiento que desean, quizá hasta expadir su negocio en el extranjero.

 

Asesórate con expertos y decide formalizarte, le darás el lugar que merece tu negocio. 


¡No te despegues! El próximo jueves te diremos que necesitas para formalizar tu negocio.